¿Qué es el aluminio y cómo se originó?

10 de October, 2020 #Cualidades de productos

Lo más importante del aluminio, es que se trata del tercer elemento más común en nuestro planeta, después del silicio y del oxígeno.

Ubicado en la corteza terrestre y un 8% de la tierra contiene aluminio en múltiples combinaciones, siendo hoy en día el metal más utilizado y predominante a nivel mundial ,en conjunto con el hierro

¿Por qué se usa el aluminio?

El aluminio se usa por la industria de la construcción, por sus propiedades de ligereza y durabilidad. Se puede emplear en distintas modulaciones para fabricar cancelería y muros, debido a la aleación 6063, conocida también como “aluminio estructural”. 

En el año de 1782 fue cuando por primera vez se sospechó que existía un elemento no identificado en la tierra. Lo descubrió Humphrey Davy en 1808 y le dio el nombre de “aluminio”.

Con el tiempo se fueron mejorando los procesos y creciendo las investigaciones, En 1821 el especialista Pierre Berthier, descubrió la existencia de la piedra bauxita, siendo la única fuente de extracción del aluminio.

Clasificación del aluminio

Clasificada como mineral con aluminio siendo un residuo producido por las rocas ígneas; desarrollándose gracias a la meteorización de rocas graníticas conformadas por la erosión en condiciones tropicales, teniendo origen en la región de Les Baux, en Francia.

Cabe destacar que Hans Christian Orsted fue la primera persona que logró aislar el aluminio y quién lo identificó como una amalgama con demasiadas impurezas.

Proceso de separación

Al proceso de separar la alúmina de las impurezas del mineral, se le conoce como Bayer y consiste en sumergir la bauxita con soda cáustica y de esta manera se pueda producir el aluminio soluble, el resultado de este proceso es un aluminato, posteriormente se funde y se reduce la alúmina a través de electrólisis.  

En 1855 el aluminio alcanzó ámbito público, gracias a Henry Sainte-Claire Deville, que logró exhibir un lingote de dicho elemento en la exposición universal. Alcanzando una pureza del 97%.

A partir de 1884 los investigadores se enfocaron con más exactitud sobre el aluminio, para convertirlo en un metal más económico como lo conocemos hoy en día.

Podemos encontrarlo en distintas modulaciones de puertas y ventanas y siendo un conductor térmico que abarca colores en anodizados, pintados y sublimados madera. Marcando por completo un antes y un después en la construcción.